Qué es el European Green Deal

Inversiones de un billón de euros para la próxima década y “una cuarta parte del presupuesto comunitario dedicada a la cuestión medioambiental“: estas son las cifras del “European Green Deal“, presentado hace dos días oficialmente por la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen.

“Hoy es un día muy especial”, dijo así anunciando a la prensa el acuerdo alcanzado por los comisarios europeos: “Es solo el comienzo de un viaje”, agregó, “pero para Europa es como aterrizar en la Luna” . Si las palabras se convirtieran en hechos, así sería.

“UNA NUEVA ESTRATEGIA DE DESARROLLO: RECONCILIAR LA ECONOMÍA CON NUESTRO PLANETA”
Un momento histórico, según la nueva presidenta que explicó: “Nuestro objetivo es conciliar la economía con nuestro planeta, conciliar la forma en que producimos y la forma en que consumimos con nuestro planeta y hacer que funcione para nuestra gente”.

Su intención, de hecho, sería ir más allá de los acuerdos sobre el clima de París (de los cuales, además, EE. UU. Decidió formalmente retirarse), convirtiendo a Europa en el primer continente con cero impacto climático para 2050, como había prometido hacer en sus primeros cien días de gobierno.
El European Green Deal es nuestra nueva estrategia de desarrollo“, afirmó. Remodelar las regulaciones y los impuestos será una parte importante del trabajo, para pasar de las promesas a las restricciones legislativas reales, pero la parte fundamental de este nuevo plan será la reconversión de la industria y la producción y, por lo tanto, la transformación del consumo y la economía misma, una transición para la cual se creará un fondo especial.

“EUROPA LÍDER MUNDIAL DE LA ECONOMÍA CIRCULAR”
En su visión, el plan es la transposición de un cambio cultural, de una nueva conciencia, la necesidad de que los europeos “cambien su estilo de vida”Como había prometido en el momento de su candidatura, Von der Leyen tiene la intención de hacer de Europa “líder mundial de la economía circular y de la tecnología sostenible”, en la creencia de que “aquellos que actúen primero y más rápidamente también serán los primeros aprovechar las oportunidades de la transición ecológica“.
Preservar el ecosistema e invertir en las zonas rurales entre las prioridades: “La salud de los ciudadanos europeos viaja junto con la salud del planeta: es la calidad del aire que respiramos, el agua que bebemos, los alimentos que comemos y la seguridad de los productos que utilizamos”.

En los documentos preparados por la comisión, de hecho, se destaca que solo el 12% de los materiales utilizados por la industria son materiales reciclados, que los transportes que representan el 25% de las emisiones y que el 75% de los gases de efecto invernadero provienen de la producción y el uso de energía: esta es la razón por la cual los compromisos asumidos por cada país tendrán que transformarse en restricciones legales.

“LA FUERZA DE EUROPA PARA IMPONER VALORES EN UNA ESCALA GLOBAL”

Donald Trump retiró a los Estados Unidos de los acuerdos sobre el clima de Paris

Pero el objetivo de reducir el aumento de la temperatura global a 1,5 grados, admite la nueva presidenta, no se puede lograr solos: “los factores del cambio climático y la pérdida de biodiversidad son globales y no están limitados por las fronteras nacionales”. Es por eso que la intención es continuar con las presiones dentro de los países del G20, “responsables del 80% de las emisiones de gases de efecto invernadero”, pero también conscientes de que, “como el mercado único más grande del mundo, la Unión Europea tiene la capacidad de imponer estándares aplicables a escala global”.

El cambio cultural se centrará en la reutilización y el reciclaje, en la revisión de las normas del packaging, en el uso de materiales plásticos y biodegradables, en la obsolescencia planificada de los productos (especialmente en el sector de la electrónica), en el uso común de bienes (como el compartir un coche) y, en general, en mejorar el suministro de energía, a partir de técnicas de construcción de edificios, así como en inversiones en energías renovables.

“LA RECONVERSIÓN INDUSTRIAL ES UNA OPORTUNIDAD”
La reconversión industrial, según las comunicaciones de la Comisión, requiere una generación, por lo tanto, es necesario actuar lo antes posible. Entre 1990 y 2018, las emisiones se redujeron en un 23% y, a pesar de esto, la economía creció en un 61%, pero con las políticas actuales, las emisiones se reducirían solo en un 60% para 2050.
Aquí está la necesidad del “Green Deal”.

“La transición”, sin embargo, asegura von der Layen, “es una oportunidad para la economía y el mercado laboral“, además de permitirnos “mejorar el monitoreo, la prevención y los remedios para la contaminación del aire, del agua y de la tierra“, para crear un ambiente “libre de tóxicos”: “deben recuperarse las funciones naturales de la tierra y el agua. Esto es esencial para recuperar la biodiversidad de lagos y ríos” y prevenir el daño de la degradación ambiental.

Greta Thunberg on the cover of Time magazine.
Greta Thumberg, persona del año por el Time

GRETA THUNBERG Y EL “GREEN DEAL” ELABORADO POR DIEM25
La idea de un Green Deal para Europa no es, por supuesto, todo de su cosecha y las señales han sido obviamente muchas, hasta que la cuestión medioambiental ha conquistado el centro de la agenda política. Ayer, Greta Thunberg, la sueca de dieciséis años que conquistó el escenario mundial y advirtió a los “poderosos” sobre la emergencia climática, fue nominada por el “Time” para ser la persona del año. Pero la idea de un Green Deal para Europa ha sido específicamente parte de una campaña liderada por el Democracy in Europe Movement (DiEM25), una alineación transnacional progresista que ha resaltado diez puntos para la conversión de la economía.

Según este proyecto, los países europeos deberían invertir al menos el 5% del PIB para este propósito y su referencia a nivel económico es precisamente el New Deal estadounidense de Roosevelt, inspirado en las teorías keynesianas sobre la intervención y la inversión del Estado para salir de la crisis y al mismo tiempo crear empleos. Por lo tanto, el objetivo también sería garantizar una transición justa, conscientes de que no todos comienzan desde el mismo punto y que, quien empiece tarde, podría tener más dificultades para aprovechar el cambio.

“PONER FIN AL DOGMA DEL CRECIMIENTO INFINITO”
Otro punto interesante del proyecto, que combina la sostenibilidad con la equidad, es la insistencia en el factor redistributivo (frente a un aumento exponencial de las desigualdades en Europa) y social en una clave ‘anti-privatista’: “Muchos de los grandes avances en tecnología “, se explica en la página web dedicada “se llevaron a cabo gracias a la investigación y la financiación pública, desde Internet hasta pantallas táctiles, desde motores a reacción hasta cohetes, desde GPS hasta algoritmos para motores de búsqueda. Sin embargo, nuestra economía está estructurada de tal manera que, mientras el estado invierte en investigación y corre todos los riesgos asociados con la innovación, el sector privado recolecta todas las frutas y paga impuestos sobre las ganancias que son casi nulas. El Green New Deal debe garantizar que la empresa se beneficiará directamente de las inversiones realizadas en nuevas tecnologías, utilizando los ingresos para invertir en más innovaciones y manteniendo la promesa de una mayor liberación social de la semana laboral”.

Entre el resto de puntos fundamentales, la necesidad de “poner fin al dogma del crecimiento infinito” es necesario, porque precisamente “la obsesión por el crecimiento económico, medida por el Producto Interno Bruto (PIB), es uno de los principales impulsores de la crisis climática y ecológica porque alienta a los países a seguir políticas económicas imprudentes, ignorando los costos ambientales ”.

¿QUÉ ES LA ECONOMÍA CIRCULAR?
A diferencia del modelo lineal (‘producción-consumo-eliminación’), en el que el resultado de la producción y el consumo es necesariamente un producto que llega al final de su vida útil y, por lo tanto, se convierte en desperdicio, en la economía circular se concibe la producción con el fin de no generar residuos, completamente destinados al reciclaje y la reutilización, en una cadena de suministros sostenibles que no esté obligada a depender de materias primas “vírgenes”.

Comienza, obviamente, desde una reducción en el uso de materiales contaminantes y, sobre todo, desde un diseño ecológico que permite la reestructuración, desmantelamiento o, en cualquier caso, la recuperación del producto, hasta la intervención sobre la obsolescencia de los productos para favorecer el largo plazo, durabilidad y reparación hasta los procesos de compartir productos y objetos para un uso más eficiente.

Llegamos, por supuesto, a la transición hacia las fuentes de energía renovables y al abandono de esos fósiles (y, por lo tanto, de los procesos de extracción, contaminación y desfiguración del paisaje).

 Un folleto del Ministerio del Medio Ambiente que resume los principios de la economía circular destaca: “En la Unión Europea, cada año se usan casi 15 toneladas de materiales por persona, mientras que cada ciudadano de la UE genera un promedio de más de 4.5 toneladas de residuos por año, de los cuales casi la mitad se eliminan en vertederos. La economía lineal, que se basa exclusivamente en la explotación de los recursos, ya no es una opción viable”.

Y agrega: “Algunas compañías descubrirán nuevos mercados vendiendo productos a servicios y desarrollarán modelos comerciales basados ​​en el alquiler, el uso común, la reparación, la actualización o el reciclaje de componentes individuales. Medidas tales como un mejor diseño ecológico, prevención y reutilización de residuos pueden generar ahorros netos para las empresas en toda la UE de hasta 604 mil millones de euros, o el 8% de la facturación anual, al tiempo que reducen Emisiones totales anuales de gases de efecto invernadero de 2-4%. En general, la implementación de medidas adicionales para aumentar la productividad de los recursos en un 30% para 2030 podría impulsar el PIB en casi un 1% y crear más de 2 millones de empleos trabajo en comparación con un escenario económico habitual”.

¿LIBRO DE SUEÑOS O REALIDAD?

Por un estudio los compromisos son insuficientes: https://feu-us.org/ranking-the-climate-pledges/

En primer lugar, debe reconocerse que, en principio, el proyecto llevado a cabo por la Comisión tiene el mérito de poner la política en el centro, abordar el problema ambiental de manera frontal y proponer un enfoque alternativo de la economía.

Es por eso que, en este momento, no se puede mirar a otro lado: la obsesión con el crecimiento ilimitado, conectada a la evaluación de las tendencias económicas basadas en un aumento obligatorio del PIB, como lo destaca el documento DiEM25 para un Green Deal europeo, son la base del desastre ambiental.

Hasta ahora, se ha propuesto un modelo económico neoliberal y este modelo ha resultado culpable: desvincular la cuestión ecológica de una discusión seria sobre nuestro modelo económico, en este punto, es pura hipocresía.
Es exactamente este modelo el que las burocracias europeas han adoptado, “constitucionalizado” y siguen predicando: la ausencia del vínculo político, con la transferencia de la soberanía al mercado y, por lo tanto, al beneficio privado.

Ahora, el European Green Deal, que representa una intervención gigantesca en la economía y en la producción, pero también una importante restricción política para el beneficio privado, parece reafirmar precisamente el papel de la política en la economía. Y lo hace al no asignarle el papel de árbitro entre intereses privados, sino un papel de dirección, un papel de intervención estratégica, un papel estimulante, ya que el mercado, por sí solo, sería incapaz de proceder con las mismas opciones y de ser igualmente justo y eficiente. Esta es una interpretación completamente diferente de la relación entre la economía y el sector público.

Y es singular que todo esto esté en manos de quien hasta ahora ha proclamado el camino sagrado de la austeridad como un camino real. El New Deal de inspiración keynesiana en el que parece estar inspirado el Green Deal es, de hecho, exactamente lo contrario del neoliberalismo predicado hasta ahora. Teniendo coherencia, ahora, deberíamos seguir en la misma dirección respecto a todo el marco europeo y admitir el fracaso del experimento neoliberal. Porque los dos modelos son simplemente incompatibles. 

En cuanto a la implementación del plan, mucho dependerá de los vetos de cada país y, en cuanto a la equidad, todo dependerá de cómo se utilizarán los recursos, para no arriesgarse a una mayor disminución de las áreas periféricas.

Es cierto que Europa puede ser un ejemplo y la imposición de normas en el mercado interior puede hacer mucho para imponer o promover el cambio global, pero será aún más importante saber cómo defenderse de la competencia desleal de países no pertenecientes a la UE. Es por esto que es impensable implementar un plan similar sin tener en cuenta la necesidad, si es necesario, de una cierta cantidad de proteccionismo. De lo contrario, podría ser un boomerang.

Emmanuel Raffaele Maraziti


Fuentes: 

ANUNCIO OFICIAL DEL EUROPEAN GREEN DEAL
https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/en/speech_19_6749

AGENDA DE URSULA VON DER LEYEN
https://ec.europa.eu/commission/sites/beta-political/files/political-guidelines-next-commission_en.pdf

ROADMAP DEL EUROPEAN GREEN
https://ec.europa.eu/info/sites/info/files/european-green-deal-communication-annex-roadmap_en.pdf

COMUNICACIONES DE LA COMISIÓN SOBRE EL GREEN DEAL (11 DIC 2019)
https://ec.europa.eu/info/sites/info/files/european-green-deal-communication_en.pdf

LA PÁGINA DE LA COMISIÓN DEDICADA AL GREEN DEAL
https://ec.europa.eu/info/strategy/priorities-2019-2024/european-green-deal_en

CLARIFICACIONES ADICIONALES DE LA COMISIÓN SOBRE EL GREEN DEAL
https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/en/qanda_19_6690

LA PÁGINA DEL DiEM25 SOBRE EL GREEN DEAL
https://www.gndforeurope.com/about

EL MINISTERIO DEL MEDIO AMBIENTE (ITALIANO) SOBRE LA ECONOMÍA CIRCULAR
https://www.minambiente.it/sites/default/files/archivio/allegati/economia_circolare/ce_economia_circolare_depliant.pdf

EL ESTUDIO QUE ANALIZA LOS ACUERDOS  SOBRE EL CLIMA

The Truth Behind the Climate Pledges

LA NOTICIA EN LA PRENSA INTERNACIONAL

https://www.theguardian.com/environment/2019/dec/11/european-green-deal-will-change-economy-to-solve-climate-crisis-says-eu

https://www.theguardian.com/commentisfree/2019/dec/11/europe-climate-crisis-european-green-deal-growth

Rispondi

Effettua il login con uno di questi metodi per inviare il tuo commento:

Logo di WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione /  Modifica )

Google photo

Stai commentando usando il tuo account Google. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione /  Modifica )

Connessione a %s...

Questo sito utilizza Akismet per ridurre lo spam. Scopri come vengono elaborati i dati derivati dai commenti.